3 oct. 2015

Rosquillas tontas



Un poco de historia nunca  está  de más. De  siempre es sabido que las monjas de clausura son unas expertas en repostería. Las antiguas culturas griegas y romanas ya apreciaban considerablemente la repostería, y entre sus costumbres  gastronómicas incluían platos dulces como los que acababan las comidas.
Es  curioso observar la similitud existente entre sus recetas y las nuestras actuales y parte de ello es gracias a las monjas que has sido las encargadas de guardar durante años.
Estas rosquillas son crujientes y muy finas, acompañan muy bien un licor o un café, y  son súper  fáciles.

INGREDIENTES

250 gr de harina
150 gr de azúcar
6 huevos
2 cucharadas de aceite
1 cucharada de anís en grano

PREPARACIÓN




En primer lugar, se fríen las dos cucharadas de aceite y de deja enfriar.se muele el anís.
Se baten los huevos con el azúcar   se añade el aceite y el anís, después, poco a poco la harina Se trabaja la masa hasta que no se pegue a los dedos .Se divide en bolitas, a las que haremos un agujero en el centro con el dedo.
Se colocan en una bandeja con papel de horno, se dejan reposar en un lugar templado media hora tapadas con un paño para que suban. Después se pintan con huevo, se meten al horno precalentado a media altura, unos 30 minutos o hasta que estén doradas, se dejan enfriar 
Y BUEN PROVECHO





2 comentarios:

  1. A las rosquillas tontas no se le pone levadura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola,no llevan levadura al reposar ellas aumenta el tamaño

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...